domingo, 3 de abril de 2016

Dando alas nocturnas al campo

El sábado 2 de abril realizamos una actividad en el marco de uno de los acuerdos de Custodia del Territorio de nuestro proyecto “Dale Alas al Campo”. En esta ocasión se trataba de “alas nocturnas”, ya que la actividad consistía en la colocación de dos refugios para murciélagos y la creación de una charca, en una zona desprovista de agua en las proximidades, para dotar de este recurso a quirópteros y otros grupos de fauna; también se completó la actividad con la plantación de treinta encinas en las proximidades de la charca.

Quedamos en la plaza del pueblo a primera hora de la mañana y nos pusimos rumbo a la zona de trabajo; una vez allí nos dividimos en dos equipos, uno que se puso a plantar y colocar los refugios de murciélagos y otro que se puso manos a la obra con la construcción de la charca.

plantación de encinas en un parche de terreno agrícola en deshuso

instalación de refugios para murciélagos

La construcción de la charca lleva varias fases:
1. primeramente se cava la cubeta de la charca, lo cual adelantamos en una jornada previa.
2. eliminar las grandes piedras, lo cual costó lo suyo, ya que la Alcarria cuenta con una gran costra caliza que hace el terreno muy pedregoso.

la roca madre se encuentra muy cerca de la superficie en esta zona, por lo que tuvimos que emplearnos a fondo para eliminar un par de piedras

3. Cubrir el fondo con una capa de arena fina para ocultar las chinas, raíces y otras irregularidades del terreno que puedan pinchar la lona.

con la capa de arena, ocultamos las irregularidades del terreno que pueden dañar la lona

4. Se presenta la lona y se demarca el perímetro de la misma para cavar una pequeña zanja sobre la que se introducen los bordes de la lona y se entierran con tierra, para fijarla.
5. Se coloca la lona, que impermeabilizará la charca e impedirá que se filtre el agua hacia capas inferiores del suelo.

hay que dejar una parte de lona por fuera de la cubeta, que será cubierta con tierra y piedras para fijarla bien al terreno

6. Por último una capa de hormigón por encima de la lona, para dar más consistencia y proteger la lona durante las labores de mantenimiento, ya que el fondo se colmata de sedimento y es necesario vaciarlo con pala de vez en cuando.
7. Se remata el trabajo bordeando el perímetro de la charca con piedras de mediano tamaño, que además de presionar el terreno para fijar el borde de la lona, también constituyen refugio de la fauna terrestre que pueda acudir a la charca (invertebrados, reptiles, anfibios, etc.)

el recubrimiento de hormigón y la colocación de piedras rematan la faena; ya solo falta llenarla de agua

En definitiva, una jornada muy completa que nos cundió mucho. Pasamos una muy buena mañana, en buena compañía, y con la satisfacción de seguir dando alas a nuestros campos. Gracias a todos los participantes y nos vemos en la siguiente!!!

y como recompensa por el trabajo bien hecho... un almuerzo de campeonato con productos caseros y de la tierra!!!... Mmmmmm...

Está actividad contó con el apoyo del proyecto Tejiendo Redes de la Xarxa de Custòdia del Territori y la Obra Social de La Caixa.

1 comentario:

  1. The food looks good! Greetings from Montreal, Canada. :)

    ResponderEliminar